Central de Abastos festeja 35 años de manera cultural y turística

POR: / 22 noviembre, 2017

FacebookTwitterWhatsAppShare

Considerada como la segunda unidad económica más importante del país –solo por debajo de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV)– pues concentra a más de 6 mil pequeñas y medianas empresas; la Central del Abastos (CEDA) no ha parado un solo día en sus 35 años de existencia y para festejar, este icónico mercado capitalino se renueva para brindar un rostro social, cultural y turístico a sus 327 hectáreas.

Anuncios

“Lo más importante es que todos los días siguen llegando los alimentos frescos a la mesa de todos, éste es el valor fundamental que tiene la Central de Abasto, además que nunca ha cerrado ni en momentos de emergencia como los sismos de septiembre pasado”, expresó Sergio Palacios Trejo, coordinador y administrador del Fideicomiso de la CEDA.

La Central de Abasto, el centro comercial mayorista más grande del mundo que nunca duerme y que quienes la conocen y visitan con regularidad aseguran que “es una ciudad dentro de la ciudad” ya que cuenta con 22 sucursales bancarias, nueve hoteles de diferentes categorías, dos grandes plazas comerciales, su propia estación de bomberos y dos ministerios públicos; además de tener la capacidad de almacenar 120 mil toneladas de alimentos, de albergar 90 mil trabajadores diariamente y recibir 500 mil visitantes todos los días. Asimismo, acoge aproximadamente 62 mil vehículos –entre unidades de carga, 2 mil 500 tráileres, mil 500 torton, y 58 mil automóviles y camionetas– todos los días y al paso del tiempo esta enorme construcción se mantiene vigente y funcional.

En honor a esta ciudad de abasto y sus primeros 35 años, el colectivo We Do Things inició el proyecto Central de Muros, que busca llenar de color las paredes del mercado con 32 nuevos murales hechos por artistas nacionales y extranjeros. “Creemos que este proyecto tendrá un impacto favorable. Le estamos dando una vista diferente al lugar”, señala Sergio Palacio.

“Nos dedicamos a la gestión de cultura sustentable, gracias a ella podemos transformar a la sociedad”, cuenta Laura Itze del colectivo artístico We Do Things. “Nos enfocamos en el arte y el diseño como herramientas para comunicar. Buscábamos un espacio que congregara todo lo que tiene la ciudad y pensamos que la Central de Abasto era el mejor”.

Central de Muros, inició en septiembre pasado con 16 artistas participantes. Cada mural mide 20 metros de largo por 6.60 metros de ancho y se encuentran en la parte exterior de la nave de frutas y legumbres. Estos murales basan su contenido en las ocho áreas en las que se divide la central: flores y hortalizas, subastas, aves y cárnicos, abarrotes, frutas y legumbres, envases vacíos, bodegas y pernocta.

“Buscamos reivindicar el grafiti. Debemos reconocer que los murales que hacen estos artistas tienen una similitud a lo que hacía Siqueiros y dan un discurso social”, explicó Itze. “Ya no hay que llamarlo arte urbano, sino novomuralismo, por las técnicas, materiales y circunstancias en las que se injertan a la sociedad”.

En coordinación con los locatarios se programaron una serie de actividades artísticas-culturales para los trabajadores, participantes, visitantes y público en general, quienes son el motor que dan vida y vigencia a este lugar desde 1982.

FacebookTwitterWhatsAppShare
Si quieres recibir gratis las noticias de la CDMX en tu celular, solo tienes que mandarnos un mensaje de whatssapp con el nombre de tu colonia a nuestro telefono (55) 63 54 41 91