Tradición, música, kermés y mucho talento en la mega ofrenda, ¡no te la puedes perder!

POR: / 30 octubre, 2019

FacebookTwitterWhatsAppShare

Época de Día de Muertos en nuestro país es motivo de jolgorio, reuniones, de disfraces, ofrendas, orgullo y tradición; y aunque resulta muy difícil no mezclar esta costumbre tan mexicana con el popular y gringo Halloween –debido a la vecindad que tenemos con Estados Unidos y a lo consecutivo de sus fechas en el calendario– en el Centro de Bachillerato Tecnológico (CBT), Horacio Ramírez de Alba en Apaxco, municipio del Estado de México, este hábito de poner ofrendas va más allá de realizar un montaje monumental de temporada, pues los alumnos de este plantel descubren sus talentos, pasiones y vocación.

Así que si estás preparando el tour anual de ofrendas con tus amigos, novia, novio o familia esta es una de las que sí o sí tienes que visitar; que ni la distancia, ni el frío y ni el dinero sean excusas para dejar de visitar esta Mega Ofrenda en nuestro estado vecino; que al final de cuentas la experiencia de lo nuevo es lo más memorable.

Y tal vez sea esa energía y encanto la que las y los jóvenes estudiantes impregnan en esta impresionante Mega Ofrenda que cada dos años convoca a toda la comunidad de Apaxco y municipios vecinos, así como a visitantes extranjeros –de Argentina, Brasil y Paraguay– que quieren vivir la experiencia de Día de Muertos visitan este plantel –al norte del Edomex– para conocer parte de nuestra vastísima riqueza cultural.

Se trata de una Mega Ofrenda de cerca de dos hectáreas de extensión, pues entre tapetes monumentales de aserrín –que van de los 15 por 20 metros, hasta los de tres por cuatro– hasta representaciones de costumbres prehispánicas de las distintas regiones del país, la ofrenda tradicional con sus siete niveles, un panteón, el inframundo y más de 3 mil veladoras hacen que el trabajo de varios meses valgan la pena para deleitar por algunas horas a todos los visitantes a este espectáculo multicultural e interdisciplinario que tiene lugar en este centro educativo.

Es un orgullo trabajar en esta escuela porque siempre hay iniciativas de hacer cosas, primero por los chavos, pero también para proyectar hacia afuera e involucrar a la comunidad en diversas dinámicas, expresó Alejandro Trejo, maestro del área de Diseño; quien además detalló: se trata de conmemorar una tradición muy mexicana, de rescatar lo que nosotros somos y nos distingue; para nosotros en México la fecha de Día de Muertos, no es una fecha de llorar, es una fecha de celebrar, de convivir, de invitar a nuestros seres queridos y todo esto es tributo para esas personitas que ya no están.

En esta ocasión la Mega Ofrenda –que como cada edición– es temática y hace honor al estado de Campeche, también ofrecerá al público diversas sorpresas, como el caso de la representación de un mini Xochimilco, una muestra gastronómica, la representación de osarios en Pomuch (tradición campechana de Día de Muertos), la presentación de un ensamble musical, una banda de instrumentos de viento, danzas prehispánicas que tendrán presencia toda la noche; así como un toro de tamaño monumental que recorrerá todo el plantel con pirotecnia.

A donde sea que tu voltees de la escuela te vas a dar cuenta que los chicos están bien metidos, que se han puesto la playera y que han adoptado esta tradición como suya, esa es la parte que más nos satisface y nos hace sentir importantes, subrayó el maestro Trejo.

Y si, los chicos se veían como hormiguitas, de un lado a otro, en total producción de la Mega Ofrenda, retocando con gis una y otra vez los diseños de los múltiples tapetes en zonas estratégicas, pegando cráneos en el tzomplantli –otra de las sorpresas de esta edición– adornando arcos con cientos de flores hechas por ellos mismos, encargándose de la logística del evento, terminando de secar los últimos bultos de aserrín pintado, barriendo, haciéndose responsables del evento, más allá de una calificación.

En entrevista, varias y varios de estos jóvenes de entre 16 y 17 años coincidieron en el enorme orgullo y satisfacción que sienten de formar parte de este gran proyecto escolar, que, a su vez, les permite permear más de estas tradiciones poco conocidas a sus familias e involucrarlos también en este evento.

Y aunque esta es la quinta edición de la Mega Ofrenda del CBT de Apaxco, el trabajo conjunto de profesores y alumnos lleva 10 años de existir, cuenta el maestro de Diseño que este proyecto surgió como un evento muy pequeño que, con el paso de los años se ha ido superando a sí mismo, es por esa la razón que la hacemos cada dos años.

La inversión que se realiza para este montaje resulta muy cara. Somos una escuela pública y los recursos no son abundantes; entonces, ¿de dónde salen los recursos? Los mismos chicos realizan venta de alimentos para solventar algunos gastos, la junta de padres de familia también aporta algunas donaciones, los profesores también y pues bueno, hasta alcanzar este resultado.

Un punto importante y con mucha valía que resalta de todo este trabajo escolar es que, al integrarse los chicos, van descubriendo pasiones profesionales, tal es el caso de Osvaldo, un joven de 17 años que es autor del tapete principal de la Mega Ofrenda. Cuenta que le tomó cerca de dos semanas en terminar el diseño. Con cierta timidez, pero con seguridad y humildad en su testimonio expresó que realizando la investigación para llevar a cabo este trabajo le fascino la existencia de Quetzalcóatl y en él se inspiró para realizar esta pieza monumental.

Asimismo, el hecho de rescatar tradiciones de ciertas entidades de la República que son poco conocidas en el resto del país, es otra de las claves que enriquecen esta puesta monumental, y ese trabajo de investigación y proyección es el que hacen las maestras de la carrea de Gastronomía –Leticia Martínez y Jade Sánchez–, tal y como lo hicieron en esta ocasión con emulación de limpia de osamentas tradición ancestral de Pomuch en Campeche.

Por su parte, el orientador técnico del plantel José Omar Ramírez López, quien además es responsable de la difusión de eventos culturales del CBT, indica que los cerca de 900 alumnos se involucran en este proyecto. Ellos hacen suya esta experiencia, por eso es importante motivarlos y voltear a ver más este tipo de contenidos y no tanto la violencia.

Si ya te animaste a visitar esta Mega Ofrenda, acá te dejamos la manera más sencilla de llegar a Apaxco. En el paradero Oeste de metro Indios Verdes sale un camión “Elite” que cobra 45 pesos y te lleva hasta Apaxco; solo indica al conductor que bajas en el semáforo de Santa María. En esa intersección cruzas la calle y tomas la combi que dice CBT, que cobra 10 pesitos y listo o también puedes tomar un taxi que te cobra 45 pesos. El tiempo estimado de Indios Verdes al CBT Horacio Ramírez de Alba es aproximadamente de una hora con 30 minutos.

Por cierto, para este año se esperan mil personas más que en 2017, es decir 6 mil visitantes, mismos que serán guiados por los mismos estudiantes que –ataviados en disfraces de catrines y catrinas– te guiarán por el camposanto.

Y claro, la cita es este 31 de octubre a partir de las 6 de la tarde y hasta las 2 o 3 de la mañana.

FacebookTwitterWhatsAppShare
Si quieres recibir gratis las noticias de la CDMX en tu celular, solo tienes que mandarnos un mensaje de whatssapp con el nombre de tu colonia a nuestro telefono (55) 63 54 41 91