Trabajo titánico quitar chicles del suelo capitalino, buscan imponer cuantiosas multas

POR: / 6 noviembre, 2019

FacebookTwitterWhatsAppShare

Hay acciones que nos parecen tan comunes de nuestro día a día que –en nuestro universo personal– difícilmente paramos un segundo a pensar en que tal o cual cosa causan cierto daño a nuestro entorno. A este hecho de inconsciencia, ignorancia o las dos anteriores podríamos llamarle descuido o simplemente falta de sentido común al hecho de tirar nuestro chicle en la calle. ¿Sabes lo que esto ocasiona?

A decir de los investigadores del Departamento de Bioquímica del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional (Cinvestav), cada chicle botado en el espacio público representa un gran foco de infección y un riesgo para la salud de la población, ya que puede albergar hasta 10 mil bacterias y hongos recogidos del medio ambiente.

Lo anterior sin contar que en ocasiones algunas aves los ingieren –por confundirlos con pan– y mueren asfixiadas o simplemente les toca aprender a vivir con la plasta de goma en pico o patas por mucho tiempo; además claro de la mala imagen que da una calle llena de chicles por doquier y claro, lo extremadamente caro que resulta quitarlos tanto en tiempo como en dinero.

Ante tal situación este martes, la diputada local, Teresa Ramos presentó ante el Congreso de la Ciudad de México una iniciativa que incluye multas de entre los mil 689 y hasta los casi ¡17 mil pesos! para todas y todos aquellos que osen tirar su goma de mascar en las calles de esta urbe.

De acuerdo con lo expuesto por Ramos, presidenta de la Comisión de Medio Ambiente del órgano legislativo, el dinero que se gasta en la remoción de chicle de los pisos de la CDMX supera el presupuesto para mantener las máquinas dedicadas a ese tipo de limpieza. Tan solo eliminar este tipo de basura en la calle Francisco I. Madero, en el Centro Histórico, se requerirían al menos 375 mil pesos, pues en esa vía “se han llegado a contabilizar hasta 150 mil sellados en el piso.

Además del costo otra cuestión es el personal que se encarga de quitarlas del suelo, ya que remover un chicle puede llegar a tomar hasta 30 minutos. Como muchas gomas han estado mucho tiempo ahí, se han convertido en masas negras que se confunden con mugre, detalló la funcionaria.

Luego de sugerida esta iniciativa, que busca reformar la Ley de Residuos Sólidos se turnará para su análisis y dictamen a la Comisión de Preservación de Medio Ambiente, Cambio Climático, Protección Ecológica y Animal.

Por cierto, si tenías duda: quitar cada chicle del suelo –además de los 30 minutos de esfuerzo– cuesta 2 pesos con cincuenta centavos, si hacemos el cálculo tan solo de la calle Madero, éste haciende a cerca de 400 mil pesos. Así que, de pasar de solo una iniciativa a ley en vigor, nos queda de dos: educarnos y tirar nuestra goma de mascar en el lugar adecuado o junta nuestros dineritos. Aún tenemos tiempo para meditarlo.

FacebookTwitterWhatsAppShare
Si quieres recibir gratis las noticias de la CDMX en tu celular, solo tienes que mandarnos un mensaje de whatssapp con el nombre de tu colonia a nuestro telefono (55) 63 54 41 91