¡Ojo! Hasta 3 mil calorías consumen chilangos en cenas y fiestas decembrinas

POR: / 24 diciembre, 2019

FacebookTwitterWhatsAppShare

Tal parece que llegan los últimos meses del año y algunos y algunas perdemos la poca fuerza de voluntad que hemos venido trabajando a lo largo de todo el año para sucumbir a las delicias gastronómicas –tanto chilangas como de todos los rincones de la República– empezando desde el pancito de muerto y hasta estas fechas de cenas navideñas, reuniones con amigos y brindis de oficinas.

Y es que, ¿quién se puede resistir a un bolillo con romeritos, el sándwich de balacao o a los platos de las ensaladas de manzana, de zanahoria o las botanitas y conformarse con una probadita? Casi nadie.

Mantenerse estoico ante la abundancia de manjares es complicado y Marcela lo sabe muy bien y es en estos momentos es cuando sufre las consecuencias de “portarse mal”, pues al asistir a su cita mensual al Centro de Salud, la semana pasada, para su revisión de azúcar y peso, ya había subido 2 kilos de los 6 que había venido perdiendo desde el mes de mayo; desde que le diagnosticaron piedras en la vesícula e hígado graso, además de declararla hipertensa.

De acuerdo a la Secretaria de Salud capitalina, los chilangos –y el resto de mexicanos– subimos, en esta temporada, de 4 a 8 kilos. Pareciera no ser grave; sin embargo, la realidad de nuestro país y en especial de nuestra ciudad indica que la obesidad, diabetes e hipertensión forman parte de los grandes retos de las instancias de salud, por ser el país número uno en estos padecimientos, sin contar el coste económico que suponen al erario nacional.

Por tal motivo, las instituciones de salud y especialistas en nutrición sugieren no repetir, platillos, servirnos moderadamente y sustituir ciertos ingredientes por otros más ligeros, bajos en grasa, sales y azúcares; por ejemplo para la ensalada de manzana, indican poner yogurt natural sin grasa y sin azúcar, para el resto de las ensaladas, mejor poner únicamente, limón, vinagre o salsas; para el ponche endulzarlo con stevia y no beber alcohol, o en caso de no poder evitarlo tomar únicamente cerveza –dos– o vino tinto y blanco.

Cuenta Marcela, una mujer de cuatro décadas –y que también tiene obesidad tipo dos–que siente cargo de consciencia por haber subido –del 30 de noviembre al 19 de diciembre– 2 kilos, pero que su hedonista interior es más grande que sus padecimientos. Todo empezó con el cumpleaños de mis sobrinos pequeños en donde hubo tacos de guisado, dulces y pastel. Yo me dejé ir como gorda en tobogán y mira, ahora hasta la médica me regaña. Pero como me voy a contener, para la cena de hoy las tías van a llevar pura delicia, a mí me tocaron los romeritos, ¿cómo decir que no a tanto manjar?

Expertos en alimentación explican que durante estas fiestas decembrinas un individuo puede consumir hasta 3 mil calorías entre carne, postres, pastas, refrescos y bebidas con o sin alcohol, con lo que con lo que se triplica la cantidad requerida por el organismo y favorece el sobrepeso y trastornos estomacales, además de desencadenar problemas cardiovasculares y agudizar la diabetes e hipertensión.

FacebookTwitterWhatsAppShare
Si quieres recibir gratis las noticias de la CDMX en tu celular, solo tienes que mandarnos un mensaje de whatssapp con el nombre de tu colonia a nuestro telefono (55) 63 54 41 91