Echan a mujer de museo de la CDMX por amamantar a su hijo

POR: / 27 noviembre, 2019

FacebookTwitterWhatsAppShare

La idea es que se tome de ejemplo lo ocurrido para otros museos y recintos culturales, pues el hecho provocó darnos cuenta de que todavía en muchos espacios se segrega a las madres lactantes, en la ciudad, en el país y en el mundo, declaró Fernanda Herranz, integrantes del colectivo Normalizando la Lactancia Materna, durante la “Tetada”, una protesta realizada en el Museo de Arte Moderno (MAM) de la Ciudad de México.

Esta protesta pacífica surgió luego de que la semana pasada, visitante amamantara a su pequeño en una de las salas del recinto antes mencionado, cuando ésta fue interceptada y expulsada por un guardia de seguridad, argumentando que estaba prohibido consumir alimentos dentro del museo.

Por lo que, un grupo de 40 mujeres protestaron –amamantando a sus hijos e hijas en los jardines del MAM– ante tal insensibilidad y la violación a sus derechos utilizando frases ¡Chichi power! y ¡Lactancia libre!

A cargo del colectivo Normalizando la Lactancia Materna, la “Tetada” –movilización para visibilizar la discriminación y violación de los derechos de las madres lactantes– estaba originalmente planeada para llevarse a cabo a las afueras del museo; sin embargo, integrantes del movimiento y Natalia Pollak, directora del recinto cultural llegaron al acuerdo de que se realizara al interior, en los jardines del museo, para más tarde tomar una de las salas principales del MAM.

Asimismo, Chantal Escartin, activista y madre en lactancia expresó que uno de los objetivos de esta protesta es la de trabajar en conjunto con el museo, por lo que las autoridades han cambiado el reglamento e instituirán talleres de sensibilización para el personal.

La situación es difícil, porque una madre de que puede amamantar a su bebé, lo puede hacer. La ley nos protege, el artículo 26, fracción 8, de la Ley de Cultura Cívica dice que podemos amamantar libremente en cualquier lugar público; sin embargo, la realidad es otra, ya que generalmente nos señalan y dicen cosas por hacerlo, nos hacen sentir mal. Enfrentamos muchos juicios y prejuicios, detalló Herranz.

En el mismo tenor, la activista agregó que la idea es que se tome de ejemplo lo ocurrido para otros museos y recintos, pues el hecho provocó darnos cuenta de que todavía en muchos espacios se segrega a las madres lactantes.

FacebookTwitterWhatsAppShare
Si quieres recibir gratis las noticias de la CDMX en tu celular, solo tienes que mandarnos un mensaje de whatssapp con el nombre de tu colonia a nuestro telefono (55) 63 54 41 91