Revelan quejas de los usuarios que viajan en el Metro

/ 27 marzo, 2018

FacebookTwitterWhatsAppShare

-Normalmente tomo el Metro a las 6:30 a.m. en la estación Lomas Estrella de la línea dorada y no es de Dios que en época de frío pongan los ventiladores a todo lo que da, siento como lo ojos se me van resecando poco a poco y más si tuve la “suerte” de que me tocara justo debajo de uno. Otra de las cosas que me repatea es que la gente es lenta para caminar, digo, cuando ya son gente mayor pues ni como, pero luego ven que los pasillos vienen a reventar y todavía vienen embobados en el celular, ¡que al menos se orillen y dejen pasar!- así narró Sofía Campos, community manager de una agencia editorial de 28 años quien todos los días –desde hace tres años– cruza la Ciudad de México en metro y es que de Lomas estrella a Deportivo 18 de marzo el trayecto es largo y da tiempo de enlistar cientos de circunstancias que odiamos de viajar en este transporte; sin embargo nos dota de lo que parecieran súper poderes para sobrevivir en este mundo subterráneo.

Y así como esta community manager tiene una larga lista de quejas, la Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental (ENCIG) 2017 elaborada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) en diciembre pasado dejó al descubierto los factores que más disgustan a los usuarios del Sistema de Transporte Colectivo Metro (STC) de la Ciudad de México.

Hacinamiento en los vagones, retrasos, malas condiciones de los trenes, paradas bastante largas en ciertas estaciones, los vagoneros y el acoso son de los más señalados en esta encuesta.

Asimismo revela que los niveles de satisfacción de los usuarios fueron menores en 2017 que en el mismo mes pero de 2015. Y es que el 51.3% de los pasajeros encuestados dijo estar satisfecho con el servicio, cuando hace dos años el 53.2% dijo estar satisfecho.

El 66.2% de los usuarios señaló que el metro no cuenta con un espacio confortable para viajar, el 61% dijo que el metro no tiene horarios exactos de llegada y el 46.7% manifestó que los trenes no se encuentran en buen estado, limpios y funcionales.

Aunque siendo honesta y muy objetiva tengo que reconocer que con todo y lo que me quejo, prefiero viajar mil veces en metro –tomando mis precauciones, claro– a llegar al trabajo o a otra parte de la ciudad en camión, metrobús, taxi o en auto. La red del metro es de lo más funcional y directa, el pasaje es muy barato, solo gasto 22 pesos en pasaje al día, agregó la joven millennial.

FacebookTwitterWhatsAppShare
Si quieres recibir gratis las noticias de la CDMX en tu celular, solo tienes que mandarnos un mensaje de whatssapp con el nombre de tu colonia a nuestro telefono (55) 63 54 41 91