Pasajeros denuncian ‘taloneo amable’ de banda delictiva en Azcapotzalco

/ 2 abril, 2018

FacebookTwitterWhatsAppShare

Eran cuatro hombres y dos mujeres, una de ellas embarazada. Se subieron al camión, –en la parada de la glorieta de Camarones– y se distribuyen dos atrás, tres en medio y uno adelante. –Nos dijeron que eran familia y que venían de Tepito y que se les había muerto un tío y que pedían cooperación voluntaria para velarlo “y que no robaban”, aunque la finta que llevaban daba a entender lo opuesto, además decían que no quitarían carteras, bolsos, celulares ni nada; pero andaban de mirones, no fue un asalto como tal, pero fue un “taloneo amable”- así refirió Esteban Corrales víctima de este modus operandi en el transporte de Azcapotzalco.

Cuenta que le sucedió ayer domingo cuando se dirigía a su casa luego de haber laborado desde las 7:00 a.m. como dependiente de una tienda en la plaza Town Center El Rosario. Eran como las 4 de la tarde. El camión asaltado pertenecía a la ruta 102, que va de Panteón San Isidro al metro Tlatelolco.

-Los hombres ya sabes bien chacas y con la típica mariconera negra cruzada, la chava que los acompaña estaba embarazada como de 6 meses, se le veía mucho la panza. Usaba playera de tirantes tipo licra, mallones negros y tenis, es güera y se tapaba mucho la cara con su mano, le calculó unos 22 años. La otra mujer era muy delgada, traía jeans con una playera de tirantes rosa y tenía una cola de caballo. El güey que se quedó al frente era el que hablaba y gritaba muy fuerte y utilizaba palabras que intimidaban a la gente, todos le dimos algo- narró Esteban de 21 años.

El joven cuenta que la familia de maleantes se bajó dos semáforos adelante, dejando a los pasajeros nerviosos, “veía casi lleno, si acaso había como 5 lugares vacíos”.

“Si suben es porque los choferes lo permiten, los conocen y aún así los dejan subir. Hay choferes que les cierran las puertas, ¿por qué otros no?” comentó la señora Luz, madre de Esteban al enterarse de lo sucedido.

“Yo les di uno de a veinte, para que no me quitaran mi celular; además hasta tarifa ponen, de 5, 10 y 20 pesos, para juntar más rápido decían.”

Otro de los pasajeros que viajaba en el camión, indicó el joven trabajador, le contó que ya le había ocurrido. Era el mismo discurso, diferente banda pero en los camiones que van sobre Periférico dirección Metro Tacubaya.

Al parecer ni uno de los asaltantes traía armas, ya que con la pinta y el speech de intimidación logran su cometido. “Nadie queremos que nos quiten nuestras pertenencias y menos aún que nos lastimen, se aprovechan del miedo que generan entre la gente” concluyó Corrales.

FacebookTwitterWhatsAppShare
Si quieres recibir gratis las noticias de la CDMX en tu celular, solo tienes que mandarnos un mensaje de whatssapp con el nombre de tu colonia a nuestro telefono (55) 63 54 41 91