En primavera se reportan altos niveles de materia fecal en el aire

/ 26 marzo, 2018

FacebookTwitterWhatsAppShare

En esta temporada en la que inician los calores primaverales, el riesgo de contraer cólera, gastroenteritis y conjuntivitis aumenta, debido a que media tonelada de excremento de perros, gatos y humano se pulveriza con mayor rapidez y vuelan y se integran con mayor facilidad por los aires de toda la Ciudad de México lo que ocasiona que los parásitos que las componen se liberen y nos causen daños a la salud, desde caernos en los ojos o en los alimentos que consumimos en calle.

Y es que el fecalismo –como es conocido en el ámbito de los expertos de la salud– es uno de los problemas más graves en la Ciudad de México; se estima que cada año se emite al aire de esta metrópoli media tonelada de residuos fecales, señaló Irma Aburto profesora de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Zaragoza de la UNAM.

Sin embargo, a decir de la académica, las heces que hay en el aire no sólo son de animales, pues hay gente que no está habituada a vivir en las ciudades y cuando llegan a ellas siguen con la costumbre de defecar al aire libre. Por ejemplo, si un niño tiene ganas de ir al baño, la mamá lo pone entre los carros para que haga del baño, ¡así de simple! hay que ser responsables y recoger los desechos, al igual que con nuestras mascotas.

Al respecto, José Jesús Trujillo, director de la Agencia de Protección Sanitaria de la Secretaría de Salud, señaló que existe un aproximado de un millón 200 mil animales de compañía, si bien no todos los dueños dejan a la deriva los desechos de sus mascotas, el golpe fuerte de los 200 mil perros callejeros y sus heces que se quedan en las calles, las cuales en esta época que sube la temperatura hasta 32 grados centígrados se pulverizan más rápido mezclándose con el aire y se convierten en un factor de contagio en los alimentos o en el simple viento.

Si bien la mayoría de estos desechos proviene de perros y gatos, una parte considerable son humanos, subrayó la especialista en salud pública de la Universidad Nacional

Y aunque no hay una cifra exacta de la cantidad de excremento al aire libre, ya sea en la vía pública o incluso en las casas, sí hay un estimado de que 500 kilogramos al año se convierten en parte del aire que respiramos todos los días en el Valle de México.

Si no hubiera luz eléctrica en la ciudad y si las heces fueran luminosas, podríamos alumbrarnos con ellas por las noches, apuntó la académica de la UNAM.

FacebookTwitterWhatsAppShare
Si quieres recibir gratis las noticias de la CDMX en tu celular, solo tienes que mandarnos un mensaje de whatssapp con el nombre de tu colonia a nuestro telefono (55) 63 54 41 91