Donación automática de órganos podría salvar la vida a más de 21 mil en listas de espera

POR: / 8 abril, 2018

FacebookTwitterWhatsAppShare

Advertisements

En los próximos meses, la donación de órganos en nuestro país se volverá automática y legal al morir cualquier ciudadano mexicano, a menos que éste haya manifestado por escrito y ante un notario –antes de algún incidente mortal– que no desea ser donador.

La medida que para algunos es bastante radical, podrá aliviar la lista de espera de donantes que en este momento asciende a más de 21 mil pacientes. Entre los órganos que más se solicitan para aliviar alguna patología son el hígado, riñones y córneas. Al mismo tiempo, esta nueva modificación a la Ley General de Salud permitirá cimentar la cultura de la donación de órganos en nuestro país.

Con 75 votos a favor y una abstención, la reforma que establece que todos los mexicanos de 18 años en adelante serán potenciales donadores de órganos, a menos de que hayan manifestado previamente, de manera legal, la voluntad de no legar sus órganos fue aprobada en el Senado de la República y turnada a la Cámara de Diputados para su discusión y aprobación.

Para Sofía Gutiérrez, quien desde hace seis años se haya en lista de espera para recibir un hígado, la noticia ha sido alentadora, pues indica que el tratamiento para hacer que su enfermo órgano trabaje con cierta normalidad es muy costoso tanto monetariamente como a nivel anímico.

“Cada mes tengo que asistir a realizarme exámenes de todo a todo para revisar mis niveles de células hepáticas, lo cual entre piquete y piquete es doloroso y la verdad no hay dinero que alcance”.

Sofía cuenta que su padecimiento viene de una cirrosis que le provocó una hepatitis de tipo A que nunca se enteró que tuvo; “simplemente un día en mí antiguo trabajo empecé a hincharme, me alarmó bastante pensé que me había picado algo y así, al día siguiente en la mañana seguía igual y no podía hacer del baño, fui de emergencia al hospital y me hicieron mil estudios. Pero yo seguía hinchándome tenía una panza como de embarazada de ocho meses, los tobillos ni me los veía, subí como 15 kilos en menos de un mes”.

Luego de tres semanas de ir y venir del médico, le diagnosticaron cirrosis hepática, “¡nunca en mi vida he tomado alcohol!, ¿cómo es posible?”, pensó en aquel momento.

Su padecimiento no tiene cura, “por eso me recomendaron realizar un trasplante. Nadie en mi familia es compatible, mi esposo tampoco. Por lo que en ese momento anotarme en una lista de espera era como flotar en el limbo de la vida o la muerte, ya que nadie me daba certeza de conseguirlo pronto”. Sin embargo, luego de haber escuchado la noticia de la donación automática de órganos me llena de esperanzas reales. “Digo, mi calidad de vida mejoraría enormemente”, resaltó la mujer de 46 años, quien es único sostén de su madre que padece de Alzheimer.

La negativa de donar órganos después de fallecer tendrá que expresarse de manera pública o privada por escrito y encontrarse firmada.

FacebookTwitterWhatsAppShare
Si quieres recibir gratis las noticias de la CDMX en tu celular, solo tienes que mandarnos un mensaje de whatssapp con el nombre de tu colonia a nuestro telefono (55) 63 54 41 91