Condena de 63 años de prisión a sacerdote acusado de violar a niños

/ 13 marzo, 2018

FacebookTwitterWhatsAppShare

Luego de 10 años de luchar por encontrar justicia, el pasado 8 de marzo el Juzgado 55º en materia penal de la Ciudad de México emitió sentencia condenatoria en contra del ex sacerdote católico Carlos López Valdés –dentro de la causa penal 244/2008–imponiéndole una sentencia privativa de libertad de 63 años, sin la posibilidad de obtener ningún tipo de beneficio ni libertad condicional y a pagar 75 mil 840 pesos como reparación del daño por los crímenes sexuales, cometidos en contra de Jesús, que fungía como monaguillo.

“Las violaciones sucedían en la casa que el padre tenía en Cuernavaca y en la Parroquia de San Agustín de las Cuevas, en Tlalpan, donde Carlos López Valdés se desempeñaba como párroco; estos episodios tuvieron lugar a finales de 1994 y se extendieron hasta principios de 2001” señaló Jesús Romero Colín, quien indicó tener 11 años en aquella época.

Este hecho ha dado pie de que por primera vez, un par de obispos: Jonás Guerrero y Marcelino Hernández testificaran en el Juzgado 55 del Reclusorio Oriente, pues ambos tenían conocimiento de los abusos cometidos por López Valdés, preso desde hace 19 meses en ese Reclusorio, y a quien nunca quisieron presentar ante la autoridad judicial.

El abogado Luis Ángel Salas, quien ha estado al frente de este caso junto con David Peña y Karla Micheele Salas, a través del Grupo de Acción por los Derechos Humanos y la Justicia Social, explicó que esta sentencia, dictada por la juez Nayeli Adriana López Rodríguez es muy importante para que este tipo de delitos no queden impunes.

Peña señaló que se trata de un hecho sin precedentes pues “se trata de la primera sentencia condenatoria contra un cura católico pederasta en la Ciudad de México”.

Fue en 2007, cuando Jesús denunció al párroco ante la Fiscalía de Delitos Sexuales de la Procuraduría General de Justicia del entonces Distrito Federal. Una vez que su caso se hizo público, el Tribunal Eclesiástico Interdiocesano de México comenzó una investigación e hizo un expediente que incluía varios testimonios de sacerdotes y víctimas confirmando la pederastia del presbítero que actualmente cuenta con 72 años de edad.

“Me siento muy contento porque a pesar de todas las trabas tanto de la Procuraduría como en la Iglesia, por fin López Valdés pagará por sus crímenes. Aunque creo que aún falta mucho trabajo, sé que hay muchos casos más que siguen en la impunidad y hay que luchar por eso, espero que esto sea un parte aguas”, agregó Romero Colín.

El abogado Luis Salas indicó que durante la gestión de Norberto Rivera nunca hubo cooperación y que el  entonces juez eclesiástico, Alberto Pacheco, tampoco hizo nada por apoyarlo. Fue hasta agosto de 2016 cuando se obtuvo la orden y el cura pudo ser aprehendido en Cuernavaca.

Añadió también que la sentencia está arropada por una serie de fotos donde explícitamente aparece Carlos Valdés sosteniendo relaciones sexuales con Jesús; y por la recomendación 001/2015 de la CDHDF la cual permitió destrabar el comportamiento ilícito e irregular de la propia Procuraduría.

“En todos estos años, él se enfrentó no solamente a esta situación que ya había sufrido de abuso sexual, sino también a toda la revictimización y a esta forma dolosa de actuar por parte de la Procuraduría de negarle acceso a la justicia” agregó Salas.

FacebookTwitterWhatsAppShare
Si quieres recibir gratis las noticias de la CDMX en tu celular, solo tienes que mandarnos un mensaje de whatssapp con el nombre de tu colonia a nuestro telefono (55) 63 54 41 91