CDMX adopta la resiliencia urbana; capacidad y preparación de las metrópolis para enfrentar cualquier tipo de crisis

/ 27 marzo, 2018

FacebookTwitterWhatsAppShare

7 mil 500 inmuebles concentrados principalmente en las delegaciones Cuauhtémoc y Benito Juárez; 46 mil viviendas en asentamientos irregulares en Xochimilco, Tlalpan, Tláhuac y Milpa Alta; 37 kilómetros de colectores de drenaje y de red primaria de agua potable; así como las líneas 1, 2, 3 y A del metro y las 1, 3 y 5 del Metrobús fueron identificados como algunos de los puntos más vulnerables en la Ciudad de México ante un sismo, de acuerdo a un análisis realizado por expertos.

El estudio es resultado de una sinergia en la que participaron más de 70 expertos de diferentes dependencias capitalinas, así como instancias federales y especialistas del Sismológico Nacional y el Instituto de Ingeniería de la UNAM; así como de la consultora Bain & Company que presentó y puntualizó ante el gobierno capitalino las mejorías más urgentes para que la ciudad sea más resiliente.

Y es que luego de la crisis que enfrentó la ciudad después de los sismos en septiembre pasado, las autoridades han decidido adoptar medidas que fortalezcan a la metrópoli y adoptar prácticas como la resiliencia urbana, que tiene que ver con la capacidad y preparación de las ciudades para enfrentar cualquier tipo de crisis y la manera en que la sus habitantes percibe y reacciona ante éstas.

El Diagnóstico para la Resiliencia de la CDMX, surgió a raíz del sismo del 19 de septiembre, y sobre éste se han iniciado los trabajos para la reconstrucción, apuntó Julio Rodríguez, socio de Bain & Company.

De igual manera se señalaron como puntos vulnerables los paraderos de El Rosario, Pantitlán, Taxqueña y Politécnico por el tipo de suelo fangoso y poco resistente a la actividad sísmica.

Rodríguez señaló que del 1.2 millones de inmuebles registrados en el catastro de la CDMX –de los cuales 1.1 millones son habitacionales y 90 mil no habitacionales– solo el 1% resultó endeble luego de las revisiones.

Con lo que respecta al Sistema de Aguas, Miguel Ángel Mancera –jefe del gobierno capitalino– informó que es indispensable una inversión de mil 800 millones de pesos para fortalecer y aumentar la resiliencia de la red primaria, que fue de las primeras que en atrofiarse durante el sismo. Para la red de drenaje se estima una inversión de 2 mil 590 millones de pesos para reemplazar 37 kilómetros de colectores que requieren atención prioritaria.

Añadió, además, que la ciudad requiere un presupuesto adicional de mil millones de pesos para invertir en kits de rescate y monitoreo, pues para una emergencia mayor se requeriría de 412 equipos, de los cuales actualmente se tienen 24.

Ya entrados en gastos, Mancera estimó que solo para atender las medidas más urgentes de la Ciudad de México como infraestructura hidráulica, formación de cuerpos de emergencia certificados y otras acciones, se requieren unos seis mil millones de pesos adicionales al presupuesto 2018.

FacebookTwitterWhatsAppShare
Si quieres recibir gratis las noticias de la CDMX en tu celular, solo tienes que mandarnos un mensaje de whatssapp con el nombre de tu colonia a nuestro telefono (55) 63 54 41 91