Vanessa es una psicóloga exitosa que gracias a sus terapias telefónicas ha evitado suicidios

POR: / 23 marzo, 2018

FacebookTwitterWhatsAppShare

Vanessa Alvarado García, psicóloga del IMSS, evitó que se consumaran seis suicidios en el valle de México, en un lapso de dos años, a través de terapias telefónicas.

La coordinadora de Calidad del Hospital General de Zona 53 del IMSS, ubicado en Los Reyes La Paz, perteneciente a la Delegación Estado de México Oriente, platicó con los pacientes y los disuadió de tomar esa fatal medida.

Alvarado García, especialista en sicología clínica, ofreció terapia vía telefónica a las seis personas que pretendían suicidarse por diversas razones y las persuadió con el sólo hecho de platicar con ellas y ofrecerles la ayuda necesaria médica y sicológica, para reintegrarlos a la vida normal y ofrecerles terapias para evitar que vuelvan a caer en depresión.

“Casi el 100% de los intentos de suicidio ocurren porque las personas no tienen con quien hablar. No tienen acompañamiento, es un asunto que se relaciona con antecedentes sicológicos crónicos, puede ser depresión, algún tipo de trastorno psicótico u otros”, dijo.

Añadió que actualmente existen casos de intentos de suicidio de niños y adolescentes menores de 15 años de edad, cuando anteriormente el rango era de entre 15 y 45 años de edad.

La también responsable del Comité de Bioética del hospital 53 del IMSS aclaró que la atención sicológica prestada a personas con depresión no es parte de la gama de servicios del IMSS, sino que de manera personal lo puso en práctica desde hace dos años, con los resultados mencionados.

Alvarado García recomendó a la ciudadanía que cuando enfrenten episodios de tristeza “durante muchos días y no pasan éstas sensaciones, recurran a un terapeuta, porque ellos pueden prevenir que a la larga no se tenga que usar medicación y evitar consecuencias graves como la muerte”.

Dijo que existe una gama de circunstancias que generan la depresión y el suicidio, sobre todo problemas familiares, con el ambiente social, con enfermedades somáticas propias del individuo, con hechos negativos de la infancia, en algunos casos el desempleo, la economía, la vivienda o problemas de carácter legal.

Agregó que los intentos de suicidio de menores de 15 años se relacionan sobre todo con el ambiente social de los mismos, que “es extremadamente hostil, existe el acoso escolar como primer factor, y después los problemas de familia que están, como la economía, la discordia”.

Aseguró que en relación en la incidencia por género, se presenta en 50% más en mujeres de todas las edades que en hombres.

“Pero la diferencia radica en que cuando son mujeres recurren a pedir ayuda, pero cuando se trata de hombres no es así, es más complicado detener un intento suicida en un hombre, que en una mujer, derivado que en la sociedad por la cultura que tenemos, no se les permite que ellos lloren o pidan ayuda, por diversos prejuicios”, subrayó.

Añadió: “La mayoría de la población menor de 15 años está inmersa en las redes sociales por la soledad o por desplazamiento familiar; es lo que está orillando a los jóvenes a entrar en las redes sociales y buscar acompañamiento o aprobación, lo que se presenta son trastornos o episodios depresivos, y por consiguiente si esto no se atiende a tiempo, se genera ansiedad en sus diferentes escalas”.

Advertisements
FacebookTwitterWhatsAppShare
Si quieres recibir gratis las noticias de la CDMX en tu celular, solo tienes que mandarnos un mensaje de whatssapp con el nombre de tu colonia a nuestro telefono (55) 63 54 41 91